Refinanciación

Préstamos con avalista

¿Sabes cómo funciona un préstamo con avalista? ¿Y cómo ser avalista de un préstamo? Este tipo de préstamos son una alternativa de financiación a los créditos convencionales. Te contamos todo lo que debes saber sobre los préstamos con avalista.

Préstamo con avalista

En muchas ocasiones acceder a financiación no es fácil, especialmente si tenemos algún problema de endeudamiento, estamos en ASNEF o tenemos otros préstamos. En estos casos, un aval ayuda a resolver tu situación. Los préstamos con avalista son la solución idónea.

Información

Importe

Variable

Plazos

Hasta 60 meses

Tipo

Préstamo

Los plazos de adquisición son accesibles. Podrás seleccionar el importe y el plazo que deseas.

Podrás solicitar tu préstamo con aval. Lo único que necesitas es aportar la documentación necesaria y cumplir los requisitos estipulados.

Una de las condiciones más importantes es que tengas unos ingresos regulares así la entidad se asegura una solvencia.

Infórmate. Solicita información sobre cualquier duda o detalle de tu contrato que no comprendas.

¿Qué es un préstamo con avalista y cómo funciona?

 

Un préstamo con aval es un préstamo personal al que el solicitante aporta una garantía de que el crédito será devuelto, es decir, un aval. En el caso de los préstamos con avalista este aval es una persona con ingresos. Aportar un avalista a la hora de solicitar un préstamo puede agilizar los trámites o conseguir que te presten dinero si no tienes un perfil financiero adecuado o si estás en ASNEF.

Existen diferentes préstamos con aval, en el caso de préstamos con aval, una tercera persona actúa como garantía o aval, es decir, que en caso de que el prestatario no pague las cuotas, lo tendrá que hacer el avalista. Los préstamos con avalista están asociados a la financiación de importes medios o altos, no tanto a microcréditos online, ya que al tratarse de importes bajos, los bancos suelen ser más flexibles.

 

Condiciones de un préstamo con avalista

 

Las condiciones de un préstamo con avalista son muy similares a las de un préstamo bancario tradicional o un préstamo personal online. Se aplica un tipo de interés al dinero prestado, por lo que se deberá devolver la cantidad prestada más los intereses. 

El importe máximo dependerá de cada entidad financiera y también del perfil económico que tenga el solicitante como el del avalista.

 

Condiciones para ser el aval en un préstamo con avalista

 

Para que un amigo o un familiar pueda actuar como avalista de un préstamo es necesario que sea capaz de afrontar los gastos del préstamo en caso de que el prestatario no pueda pagarlos. Los requisitos mínimos para ser avalista:

 

  • Residir en España y hablar español. 
  • Tener capacidad para poder atender  el préstamo si el prestatario no paga.
  • Tener entre 18 y 75 años. 
  • Tener buena solvencia.  

Ten en cuenta que este último punto es crucial, ya que es imprescindible que el avalista tenga una excelente salud financiera. La razón es que deberá hacer frente al pago del préstamo si el prestatario no lo hace. Si no cumple este requisito, la entidad rechazará a la persona propuesta como aval.

Documentación para solicitar préstamos con avalista

 
Aunque puedas creer que por tratarse de un préstamo con aval de persona los trámites serán muy complicados, lo cierto es que la documentación que te pedirán es muy básica y fácil de localizar:
 
 
  • Documento de identificación oficial de ambos (el DNI o un NIE).
  • Últimas nóminas u otro tipo de comprobante de ingresos (pensión, subsidio por desempleo, renta...).
  • Es posible que te pidan el contrato de trabajo. 
  • Número de tu cuenta bancaria.
 
 
 
 
Encuentra tu préstamo con avalista en Kreditiweb
 
 
 

Ventajas de ser el aval en un préstamo con avalista

 
  •  Posibilidades:  te da la posibilidad, aunque pudieras dejarle el dinero tú mismo, de ayudar a un familiar o amigo a conseguir financiación que necesita y que el mismo gestione el préstamo y haga los pagos mensuales.. 
  •  Ayudas:  Te gustaría ayudar a un familiar o amigo, pero no tienes el dinero para dejárselo, pero sí puedes actuar como avalista y ayudarle a conseguirlo.

 

Desventajas de ser el aval en un préstamo con avalista

 
  •  Tendrás que asumir los pagos:  si el prestatario no paga las cuotas acordadas con la entidad.
  •  La relación con el titular:  del préstamo puede verse afectada seriamente en caso de que este se declare insolvente y la responsabilidad del préstamo caiga sobre el avalista. 
  •  Si el préstamo no se paga:  la entidad te llevará a juicio, afectará a tu informe de solvencia.

 

Requisitos para solicitar un préstamo con avalista

 

  • Tener entre 18 y 75 años
  • Residir en España y tener la documentación oficial vigente
  • Presentar un avalista solvente
  • No estar en situación de insolvencia, pero no importa si estás en ASNEF o RAI
  • Tener unos ingresos mínimos justificables

Si no cumples con estos requisitos, no desesperes, ya que siempre podrás acudir a un comparador de préstamos personales para encontrar alguna opción que se ajuste a tu perfil financiero.

Listas relacionadas

Encuentra tu financiación con Kreditiweb