Refinanciación

Reunificación de deuda

La reunificación de deudas es una forma eficaz de mejorar tu salud y capacidad financiera. Este tipo de producto financiero es idóneo para personas en situación de pagos pendientes o si se encuentran en ASNEF, ya que te permite unificar varias cuotas o deudas en una sola.

Préstamo para Reunificación de deudas

Los préstamos para reunificación de deudas es el producto financiero idóneo para esto, te permite unir varias cuotas o deudas en una sola. Consulta todas las características y condiciones sobre los préstamos de reunificación de deudas a continuación.

Información

Importe

Desde 12,000€

Plazos

Hasta 120 meses

Tipo

Refinanciación

La reunificación de deudas es una forma eficaz de mejorar tu salud y capacidad financiera.

La reunificación de deudas tiene como objetivo mejorar tu capacidad financiera y poder pagar tus deudas mes a mes sin tener que hacer malabares o incurrir en impagos.

Este tipo de préstamos te permite unificar todas las cuotas en una sola, y así obtener un mayor control y solvencia en el pago de tus deudas.

Consigue una mayor comodidad a la hora de devolver tus deudas porque pagas una única cuota, más reducida, en lugar de varios pagos de diferentes préstamos.

¿Qué son los préstamos para reunificar deudas?

 

La reunificación de deudas consiste en  agrupar todos los préstamos o créditos en un solo.  Así, consigues una mayor comodidad a la hora de devolver tus deudas al pagar una única cuota, más reducida, en lugar de varios pagos de diferentes.

El  funcionamiento del préstamo para reunificación de deudas es simple. La entidad financiera se encarga de gestionar y cancelar todas tus deudas pendientes y, generar una única deuda con ella. El resultado será como solicitar un nuevo préstamo o una nueva hipoteca de cero, con unas nuevas condiciones, plazos y unas tasas de interés recalculada,con cuota mensual.

 

¿Cómo se pueden reunificar deudas pendientes?

Aunque lo ideal sería conseguir una cantidad de liquidez suficiente para pagar las deudas y olvidarnos de ellas, esto no siempre es posible. Por eso la opción más sencilla es la de  pedir un préstamo nuevo para poder pagar todas las deudas y tener una sola  cuota más cómoda.
 
Si el perfil es pagador y sin deudas, puede ser pedir un préstamo personal online que nos ayude a pagar anticipadamente todas las otras deudas. También podrás  liquidar tú mismo las deudas, es decir, un préstamo para reunificación de deudas.
 
Sigue estos pasos para reunificar deudas:
 
  • Recaba todas tus deudas pendientes, desde un crédito de 500€ hasta la hipoteca

  • Hacer la solicitud con una financiera que ofrezca reunificación de deudas

  • Aportar documentación y un avalista o aval hipotecario, si fuera necesario

  • Dejar que la entidad liquide las deudas por ti

  • Pagar una sola cuota inferior del nuevo préstamo

 
 
 
Encuentra tu préstamo para reunificar tu deuda en Kreditiweb

 

 

Tipos de préstamos para reunificar deudas

 

Existen dos opciones al solicitar un préstamo para la reunificación de deudas:

  •   Préstamo personal sin aval:  está indicada para perfiles con buen historial de pagos, que no estén en ASNEF o RAI y que no tengan deudas demasiado altas. 
  •   Préstamo con garantía hipotecaria:  Si tus deudas son muy altas y ya no puedes afrontar más los pagos, o estás en listas de morosidad, es posible que debas acudir a un préstamo con aval hipotecario para poder gestionar la deuda.

Préstamo con garantía hipotecaria: Si tus deudas son muy altas y ya no puedes afrontar más los pagos, o estás en listas de morosidad, es posible que debas acudir a un préstamo con aval hipotecario para poder gestionar la deuda.

 

Características de los préstamos para reunificar deudas

 

Las condiciones generales de los préstamos para unificar deudas son:

  • TAE máxima entre el 3% y el 28%
  • Plazos de devolución entre 1 y 7 años
  • Liquidez para reunificación de deudas sin aval: entre préstamos de 1.000 euros hasta 40.000 €
  • Liquidez para reunificación de deudas con aval: entre 8.000 euros y hasta el 40% del valor del aval hipotecario, recuerda que el inmueble debe estar libre de cargas.

 

¿Cuándo pedir préstamos para reunificar deudas?

 
La reunificación de deudas es un tipo de producto que, recomendamos solicitar si realmente lo necesitas y no puedes ir al día con los pagos de tus deudas, porque normalmente el interés de este tipo de préstamos puede ser más elevado.
Además, debes tener en cuenta que, aunque por un lado se reduce la cuota de tus pagos, al mismo tiempo estás alargando la vida del préstamo. Acabarás pagando las deudas durante mucho más tiempo.

 

¿Cuánto dinero puedo conseguir con un préstamo para reunificar deuda?

 

Con un préstamo personal para reunificación de deudas puedes conseguir entre 1.000€ y 500.000€. El objetivo será conseguir una cantidad igual al importe total adeudado para poder optar a una cancelación anticipada y convertir tu deuda en un préstamo personal con una única cuota mensual.

Te dejamos algunos ejemplos de entidades que reunifican deudas y las cantidades que puedes conseguir:

  •  Sofkredit:  especializados en préstamo con garantía hipotecaria, puedes solicitar una reunificación de deudas con impagos y conseguir de 8.000€ hasta 500.000€ a devolver entre 1 año y 7 años. Con aval de inmueble libre de cargas.
  •  Cetelem:  de 4.000€ hasta 60.000€ a devolver hasta en 120 meses y sin avales.
  •  YounitedCredit:  de 1.000€ hasta 40.000 € hasta en 72 meses y sin avales
 

Gastos y comisiones de los préstamos para reunificar deuda

 

En cuanto a los gastos y comisiones por solicitar un préstamo de reunificación de deudas también difiere en cuestión de la entidad a la que se solicite el préstamo y las comisiones que pueden derivarse de las deudas que ya tenías antes. Éstas son las más comunes:

  •   Comisiones por cancelación anticipada   algunas entidades (desistimiento total o parcial) 
  •   Costes de tasación   de la vivienda si aportamos aval
  •   Intereses por demora   si te atrasas en algún pago
  •   Comisión por subrogación   si cambiamos de banco o de titular 
  •   Comisión por novación   si cambiamos las condiciones del préstamos

 

¿Qué documentos necesito para los préstamos de unificación de deuda?

 

A la hora de solicitar préstamos para unificar deudas, las entidades te solicitarán diferentes documentaciones. Estas son las que deberías preparar si vas a solicitarlo:

  • DNI o pasaporte actualizado
  • Las escrituras del aval e IBI
  • Contrato de trabajo con antigüedad laboral mínima
  • Demostrar ingresos mensuales, puedes hacerlo mostrando las 3 últimas nóminas
  • Para autónomos, la copia de la última declaración de la renta y recibos de la cuota de autónomo
  • Tasación de tu vivienda actualizada

 

¿Puedo solicitar préstamos para reunificar deudas con ASNEF?

 

Sí, puedes reunificar tus deudas estando en ASNEF, en RAI o cualquier otra lista de morosidad y, cancelar todos los préstamos que tuvieras pendientes. En este caso, será imprescindible aportar un aval hipotecario para poder reunificar las deudas, ya que el riesgo de impago es mayor, las entidades financieras requerirán una garantía.

También es posible que tengas que recurrir a capital privado para poder reunificar tus deudas, ya que la banca tradicional pone más problemas para personas en ASNEF.

 

Préstamos con garantía hipotecaria

 
Los préstamos con garantía hipotecaria son la opción perfecta para agrupar deudas estando en ASNEF, especialmente si entre tus deudas cuentas con una hipoteca pendiente.
 

Es un tipo de crédito en el que un solicitante recibe financiación por parte de una entidad financiera mediante el aval de un inmueble y,  en caso de impago, la entidad puede quedarse con la propiedad del inmueble como pago del préstamo.

A veces, este tipo de financiación puede suponer un riesgo, por eso lo ideal es poner como garantía una segunda residencia o cualquier otra propiedad libre de cargas, con el valor de tasación suficiente para poder pedir el préstamo y reunificar nuestras deudas.

 

Tipo de préstamos con garantía hipotecaria:

  • Piso
  • Casa / Apartamento / Chalet
  • Local comercial
  • Nave industrial
  • Parking o plaza de aparcamiento
  • Terreno