Préstamos

Préstamo para gastos médicos

La salud siempre es lo primero, por ello si estás pensando en financiar algún gasto médico es importante que conozcas todos los detalles. Los créditos de salud te permiten financiar el 100% de una operación, tratamiento o cualquier gasto médico que tengas. Te contamos cómo solicitarlo

Préstamo para gastos médicos

Si te encuentras en una situación en la que necesitas financiación para hacer frente al coste de una operación, tratamiento o cualquier gasto médico que tengas, a continuación te mostramos todo lo necesario para que puedas solicitar tu préstamo para gastos médicos

Información

Mínimo

2.000€

Formulario

Gratuito

Recomendaciones

Personalizadas

Para solicitar tu préstamo para gastos médicos únicamente deberás revisar los requisitos y condiciones de tu entidad.

Podrás disponer de tu préstamo para gastos médicos con total seguridad, flexibilidad y rapidez.

Una de las condiciones más importantes es que tengas unos ingresos regulares, así la entidad se asegura una solvencia para hacer frente al préstamo.

Infórmate. Solicita información sobre cualquier duda o detalle de tu contrato que no comprendas.

¿En qué fijarte al pedir un préstamo para gastos médicos? 

 

No todos los gastos médicos ni todas las intervenciones están cubiertas por la Seguridad Social, y es en estos casos cuando más se recurre a los créditos de salud.

Al solicitar un préstamo para gastos médicos o crédito de salud, será fundamental que te fijes en algunos factores importantes:

  •   TAE bajo:   Cuanto menor sea la TAE (Tasa Anual Equivalente) de tu crédito para salud, menor será el coste que tengas que asumir. Por ello, al comparar préstamos no olvides consultar este tipo de interés y escoger el que menor TAE tenga.
  •   Comisiones:  Otro de los factores que puede encarecer tu crédito de salud son las temidas comisiones. Las entidades pueden cobrarte comisión de apertura, de amortización anticipada...etc. Por tanto, quédate siempre con el banco que no tenga comisiones.
  •   Importe y plazos:   Fíjate en que el importe máximo que puedes pedir sea suficiente para financiar el 100% del tratamiento médico. Además también es conveniente analizar los plazos y encontrar un equilibrio entre un plazo corto y cuotas altas y un plazo demasiado largo.

Estas son algunas recomendaciones generales para encontrar un crédito de salud que se adapte lo mejor posible a ti. Sin embargo, cada solicitante tendrá un perfil diferente y se deberán tener en cuenta otras circunstancias. Por ejemplo, si estás en una lista de morosidad, será recomendable que consultes sobre cuales son los mejores préstamos estando en ASNEF. Cualquiero producto financiero implica una gran responsabilidad, tómate todo el tiempo necesario para elegir la mejor opción para ti.

 

¿Qué puedes financiar con un préstamo para gastos médicos?

 
 

Una de las mayores ventajas de los créditos de salud es que existe tienes la posibilidad de financiar el tratamiento que necesites. Tú decides qué necesitas pagar con el préstamo; si necesitas un préstamo para una endodoncia o un préstamo para un implante capilar, depende totalmente de ti.

Estos son algunas de las principales finalidades de los créditos de salud:

  •  Préstamo para gastos médicos:   Puedes solicitar un crédito de salud para financiar y sufragar gastos médicos generales, como una consulta en un hospital privado, un fisio o incluso para la compra de material ortopédico como una silla de ruedas o una cama ortopédica.
  •  Préstamo para oculista:  También es común solicitar financiación a los bancos y entidades para algunas intervenciones de cirugía relacionadas con la salud ocular. En este caso uno de los préstamos más demandados es el préstamo para la operación de miopía, ya que tampoco está cubierta por la Seguridad Social.
  •  Préstamo para cirugía estética:  Los préstamos para cirugías estéticas son también de los más demandados dentro de la categoría de créditos de salud.  Dentro de esta categoría algunos de los préstamos más solicitados son los préstamos para una rinoplastia, préstamos para un implante capilar o incluso préstamos para una reducción de estómago.
  •  Préstamo para dentista:  Aunque algunos tratamientos dentales se incluyen dentro de la sanidad pública, lo cierto es que la mayoría no están cubiertos por la Seguridad Social. Por ello, muchas personas recurren a los préstamos para el dentista para poder arreglar sus problemas bucales sin que esto acabe afectando negativamente a su bolsillo. 

 

¿Dónde pedir un préstamo para gastos médicos?

 

Dependiendo del tratamiento, gasto o intervención que desees financiar te interesará más solicitar un tipo de financiación u otra. Por ejemplo, si quieres solicitar un préstamo para una endodoncia (alrededor de los 150€) te convendrá más solicitar un microcrédito online. En cambio, si necesitas un préstamo para cirugía estética de unos 3.000€ tendrás que solicitar un préstamo personal.

Puedes pedir créditos de salud a través de estas diferentes alternativas:

 

  • Entidades bancarias:  Puedes pedir créditos de salud en las entidades bancarias convenciones, como BBVA o Santander. Lo más habitual es que puedas conseguir unas mejores condiciones de préstamo si ya eres cliente de la entidad. Pero también hay que tener en cuenta que los requisitos son más exigentes que los de los préstamos online.
  • Financieras online:  En Internet encontrarás una amplia variedad de financieras con las que conseguir un préstamo para tus gastos médicos. La gran ventaja de las financieras online es que tienen unos requisitos más flexibles y además son más rápidas que las entidades tradicionales
  • Plataformas crowdlending: Otra manera de conseguir créditos para salud es a través de los préstamos entre particulares. En este tipo de préstamos no hay ningún intermediario bancario, los inversores (prestamistas particulares) conceden la financiación directamente.
 
 
Encuentra tu préstamo para gastos médicos en Kreditiweb
 
 
 

Ventajas de un préstamo para gastos médicos

 
  •  Financiación:  Financiar un tratamiento de salud 
  •  Menor coste:  Alternativa económica para tratamientos no financiados por la Seguridad Social
  •  Cómodos plazos:  No tienes que hacer un gran esfuerzo económico, se pagan a plazos
  •  Múltiples tratamientos:  Puedes financiar todo tipo de tratamientos (dentista, oculista, estética, medicinas…)
 

Desventajas de un préstamo para gastos médicos

 
  •  Peligro de endeudamiento:  Si no tienes suficiente capacidad económica para afrontar las cuotas, puedes acabar endeudándote
  •  Posibilidad de incorporarse a lista de morosidad:  En caso de retraso o impago en las cuotas puedes acabar en una lista de morosidad como ASNEF

 

Requisitos para solicitar un préstamo para gastos médicos

 
Para conseguir que una entidad financiera te conceda un crédito de salud o un préstamo para gastos médicos, será necesario que cumplas al menos con unos requisitos básicos.
Cada entidad tiene sus propios requisitos, aunque la mayoría de financieras comparten los mismos requisitos básicos para solicitar un crédito de salud:
 
  • Ser mayor de edad y no tener más de 75 años
  • Residir en España y tener DNI o NIE en vigor
  • Tener ingresos estables demostrables
  • No estar en una lista de morosidad
  • Ser titular de una cuenta bancaria.

Listas relacionadas

Encuentra tu financiación con Kreditiweb